LAS PLANTAS DE LA VIDA. ¿Para qué sirven los aceites esenciales?

LAS PLANTAS DE LA VIDA. ¿Para qué sirven los aceites esenciales?

Los aceites esenciales han formado parte de la vida humana desde el inicio de las civilizaciones gracias a sus numerosos beneficios y sus poderes terapéuticos ampliamente demostrados a lo largo del tiempo.

Cada civilización y cultura se nutrió del conocimiento y la experiencia de las anteriores, descubriendo y abrazando las diferentes ventajas y propiedades de cada uno de estos aceites esenciales.

Hoy en día, gracias a laboratorio como Pranarom tenemos una gran variedad de aceites esenciales a nuestro alcance.

Los aceites esenciales a lo largo de la historia

El uso de los aceites esenciales con fines curativos se remonta al antiguo Egipto donde eran considerados “plantas de vida”.

No solo se usaban en el campo médico sino también en cosmética, perfumería y para la realización de diferentes rituales. Las propiedades antisépticas de algunos de estos aceites esenciales también se consideraron beneficiosas en los procesos de momificación y embalsamamiento.

La civilización árabe, tradicionalmente muy apasionada por la perfumería, maceraba estas plantas para la creación de nuevas fragancias para perfumar sus cuerpos y fumigar sus casas. Poco a poco, su uso se extendió al tratamiento de problemas de la piel como irritaciones, picaduras y cicatrices.

La población china incorporó los aceites esenciales de plantas aromáticas especialmente en el dominio de la salud humana con fines preventivos y curativos.

Los griegos también incluyeron plantas aromáticas en su rutina diaria para la promoción de su salud y belleza. Además, hicieron grandes avances en cuanto a sus propiedades medicinales y beneficiosas. El deseo insaciable de encontrar el “Elixir de la Eterna Juventud” convirtió a los aceites esenciales en los ingredientes ideales para su elaboración.

Los romanos, conocidos por sus instalaciones de baños y saunas para promover la higiene y la salud personal, incorporaban al agua de sus baños diferentes partes de las plantas aromáticas y aceites esenciales, así como productos de cuidado personal como las finas fragancias.

La civilización árabe se especializó en mejorar el proceso de obtención de los aceites esenciales, incorporando la conocida “serpentina”; un tubo condensador en forma de espiral que permite un enfriamiento rápido durante el proceso.

En el siglo XX, el investigador francés Gattefossé sufrió un accidente en el laboratorio en el que trabajaba. Sufrió grandes quemaduras en todo el cuerpo y pudo curarse gracias al aceite esencial puro de Lavanda.

Por este hecho y sus investigaciones sobre los múltiples beneficios de los aceites esenciales para la salud humana Gattefossé es considerado el “padre de la aromaterapia moderna”.

Hoy en día y gracias a sus diferentes propiedades y beneficios, los aceites esenciales son muy utilizados en diferentes industrias como:

  • Ingredientes para creaciones de sabores y fragancias.
  • Ingredientes para formulación cosmética y productos de cuidado personal.
  • Desarrollo de suplementos nutracéuticos, fitoterapéuticos y productos farmacéuticos.
  • Soluciones para el cuidado animal como alimentación, salud y bienestar.
  • Sector ganadero.

Aceites esenciales y sus campos

En los campos de la cosmética y cuidado personal, suplementos nutracéuticos, productos farmacéuticos y soluciones para la alimentación y salud animal, cabe mencionar que además de la calidad del aroma o fragancia en cada aceite esencial, sus propiedades también son muy importantes.

Estas propiedades pueden ayudar en la formulación y estabilidad del producto final para sus actividades a la hora de promover la salud.

Uno de los ejemplos más conocidos es el del aceite esencial de árbol de té.

Originario de Australia es conocido gracias a sus propiedades bactericidas, antiinflamatorias y antimicrobianas.

Ayuda a prevenir el crecimiento bacteriano siendo un gran aliado contra el acné, la caspa, la cándida o afecciones como el pie de atleta.

Asimismo, también se pueden encontrar otros aceites esenciales menos conocidos, pero no por ello menos beneficiosos como el aceite esencial de geranio. Muy utilizada en formulaciones cosméticas gracias a sus propiedades regeneradores que ayudan sobre todo a las pieles maduras a recuperar su confort.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.