La suplementación con micronutrientes para madres aumenta la salud cognitiva infantil: Estudio de seguimiento

Empresas 0 Comments

Las mujeres embarazadas deben tomar más micronutrientes aparte del hierro y el ácido fólico para impulsar el desarrollo cognitivo a largo plazo de sus hijos, de acuerdo con un importante estudio de seguimiento llevado a cabo en Indonesia.

 

Este estudio vuelve a confirmar la utilidad de los complejos vitamínicos para embarazadas, también conocidos como “suplementos prenatales”, que contienen una combinación de múltiples vitaminas y minerales, y no sólo hierro y ácido fólico.

 

Detalles del estudio

 

De 2001 a 2004, el Instituto de Desarrollo de la Cumbre de Musa Tenggara Barat llevó a cabo el Estudio de Complementación con Ensayos de Intervención de Micronutrientes Múltiples (SUMMIT, por su nombre en inglés) en el que participaron 31.290 mujeres embarazadas, para determinar si más micronutrientes durante el embarazo eran clave para el desarrollo cerebral y cognitivo a largo plazo.

 

La mitad de los participantes recibieron suplementos de hierro y ácido fólico durante todo su embarazo hasta tres meses después del parto, mientras que la otra mitad recibió hierro y ácido fólico junto con otros micronutrientes como el yodo, el zinc y la vitamina B6.

 

El ensayo registró 28.426 nacidos vivos, con menos bebés de bajo peso al nacer, nacidos de madres del grupo suplementado con múltiples micronutrientes, en comparación con los que únicamente recibieron hierro y ácido fólico. El estudio a largo plazo reveló efectos positivos de la suplementación con múltiples micronutrientes registrado en 487 niños evaluados a los 3 años y 5 años de edad para la capacidad cognitiva.

 

Después de 10 años, los investigadores decidieron ver cómo la suplementación de múltiples vitaminas y minerales, junto con otros factores socioambientales afectaron a los niños del ensayo SUMMIT. Ahora, 2.879 niños, de 9 a 12 años de edad, fueron examinados. El grupo del hierro+ácido fólico incluyó 1413 participantes, mientras que los del grupo de múltiples vitaminas y minerales totalizaron 1466.

 

“El primer objetivo era dar seguimiento a los niños en edad escolar (9-12 años) cuyas madres habían participado en lel estudio SUMMIT, y evaluar el efecto a largo plazo de la suplementación materna con múltiples vitaminas y minerales sobre el desarrollo motor, cognitivo y socio-emocional del niño”, afirmaron los investigadores. “La segunda fue evaluar, en el mismo contexto, el efecto de los determinantes biomédicos y socioambientales en estos resultados”.

 

Hallazgos significativos

 

Los determinantes socioambientales incluyen la evaluación del comportamiento de los participantes en el hogar, los problemas sociales y de pensamiento, junto con múltiples dominios de habilidades infantiles.

 

Los resultados fueron muy prometedores, según el estudio. “Hemos informado de efectos significativos del aporte a la madre de múltiples vitaminas y minerales en la memoria de procedimiento, en la capacidad intelectual general en los niños de las mujeres anémicas, y cambios positivos en general en el aspecto cognitivo, motricidad fina y la capacidad socio-emocional”, aseguraron los investigadores.

 

Los niños de madres que recibieron múltiples vitaminas y minerales obtuvieron puntuaciones más altas  en la memoria procedimental que los niños del grupo del hierro+ácido fólico. La puntuación de 0.11 SD, afirma el estudio, es equivalente al desarrollo cognitivo obtenido en medio año de escolaridad.

 

Los niños de madres anémicas que también tomaron múltiples vitaminas y minerales obtuvieron valores más altos (0,18 SD) en habilidad intelectual general (en comparación con los niños cuyas madres se suplementaron sólo con hierro y ácido fólico), similar al desarrollo cognitivo obtenido durante todo un año de escolaridad.

 

En general, 18 de las 21 pruebas mostraron un coeficiente positivo en el grupo suplementado con múltiples vitaminas y minerales  frente al grupo del hierro+ácido fólico (p = 0 · 0431) con tamaños de efecto de 0,00-0,18 SD. Mientras que el estudio encontró que el aporte de múltiples vitaminas y minerales materna tiene beneficios a largo plazo para el desarrollo cognitivo del niño a los 9-12 años de edad, también descubrió que los determinantes socioambientales son cruciales para la mejora general de la cognición del niño.

 

“La asociación más fuerte de los determinantes socioambientales con la cognición mejorada sugiere que los actuales programas de salud reproductiva, materna, neonatal y de la infancia enfocados en determinantes biomédicos podrían no mejorar suficientemente la cognición del niño. Los programas que abordan los determinantes socioambientales son también esenciales para lograr poblaciones prósperas”, concluyó el estudio.

 

Referencias

 

Prado EL., et al. Maternal multiple micronutrient supplementation and other biomedical and socioenvironmental influences on children’s cognition at age 9-12 years in Indonesia: follow-up of the SUMMIT randomised trial. Lancet Glob Health. 2017 Feb;5(2):e217-e228.