¿Cuándo se presenta el modelo 130?

Empresas 0 Comments

El modelo 130 es la liquidación del pago fraccionado del IRPF. Están obligados a presentarlo todos los autónomos que desarrollen una actividad profesional o empresarial que tributen con estimación directa sin importar que sea modalidad normal o simplificada.

Sin embargo, aquellos trabajadores autónomos que estén dados de alta en un solo epígrafe de actividad o que hayan realizado la pertinente retención en más de un 70% de su facturación, no tendrán que presentar este modelo.

Los plazos de presentación

El modelo 130 se presenta de forma trimestral. El primer trimestre,el que comprende de enero a marzo, se presenta entre el 1 y el 20 de abril. El segundo trimestre, que comprende de abril a junio, entre el 1 y el 20 del mes de julio. El tercer trimestre, de julio a septiembre, entre el 1 y el 20 de octubre y el último trimestre del año, de octubre a diciembre, tiene una fecha de presentación algo mayor, entre el 1 y el 30 de enero.

Es fundamental cumplir con estos plazos de presentación ya que de otro modo Hacienda puede multar al autónomo por no presentar a tiempo sus impuestos, lo que puede suponer no solo tener que pagar la cantidad con una penalización, sino una multa a mayores.

Esto es algo que preocupa a muchos autónomos, que tienen muchas cosas en la cabeza relacionadas con su trabajo y que tienen que preocuparse a mayores de realizar todos estos trámites a tiempo para evitar pagar un recibo importante más, el de la gestoría.

Gestorías online

Una solución a este problema viene de la mano de las gestorías online. Este tipo de negocios en Internet ofrecen al autónomo muchas facilidades para poder realizar sus trámites. En algunos casos funcionan como gestorías físicas, llevando a cabo todo el papeleo con un precio ligeramente inferior al de la empresa tradicional.

Pero en otros, lo que hacen es poner a disposición de los clientes un programa de facturación muy completo en el cual el autónomo puede hacer todas sus facturas y, a la vez, introducir la que recibe de los gastos relacionados con su actividad. Estos programas generan de manera automática los modelos 130 así como el pago del IVA y el autónomo solo debe de presentarlos online.

Existe una tercera opción, con aplicaciones para cubrir estos impresos que guían al autónomo paso a paso y que facilitan mucho todo el proceso. Por supuesto, estas opciones son mucho más económicas y permiten ahorrar mucho dinero a la vez que tener un control total de los trámites.